Ago 262009
 

El arco político navarro  al completo excepto los filofascistas del PP rechazó y condenó el 24 de Agosto los ataques contra el monumento a los fallecidos en la fuga de San Cristóbal y contra la placa de los fusilados en la Guerra Civil situada en el cementerio de Aizoáin, acción en la que se realizaron también pintadas de simbología fascista en recuerdo “a los caídos en la cruzada“.
UPN, partido que hasta hace poco fue la “marca” del PP en Navarra y que gobierna la Comunidad Foral gracias a la cesión del PSOE  también censuró lo ocurrido. Ha necesitado escindirse del PP para condenar las acciones neofranquistas: esperemos que no sólo quede en palabras y se dedique también a perseguirlas .


¿Actúa el PP igual cuando atacan la memoria de los asesinos de la dictadura franquista?
Cuando la estatua del asesino franquista Yagüe apareció decapitada en su pueblo natal, el alcalde, Jesús Elvira, del PP, mostró su indignación  prometiendo que sería restaurada con la mayor prontitud posible “Al que no le guste, que no venga a San Leonardo; que ni siquiera pase”.  El alcalde de “extremo centro” afirmó que sus palabras reflejaban el sentir de los vecinos ante lo que consideran una parte del pueblo.
Izquierda Unida va a pedir una investigación:
“Es preciso que las instituciones pongan un celo especial en combatirlos“. IU solicitó al Gobierno de Navarra que ponga “todos los medios necesarios para investigar este ataque” y exigió que “se depuren las responsabilidades y pongan a sus autores a disposición judicial“.

todos-menos-los-fascistas-del-PP
Nafarroa Bai manifiesta su “firme condena ante los ataques fascistas y de ultraderecha ocurridos en los últimos días en Navarra”.
En una nota, la parlamentaria Mª Luisa Mangado pide que se arreglen los daños causados “lo antes posible” y se investiguen los hechos “con urgencia“. NaBai hace un llamamiento a todas las fuerzas políticas para que “denuncien también este tipo de violencia, y no se sirvan, como hacen algunas, del silencio ante hechos fascistas como estos“. La coalición valora que este tipo de acciones “se enmarcan dentro de una serie de hechos fascistas similares, sobre los que no se ha tenido conocimiento satisfactorio de las investigaciones“.

Desde Batzarre, formación integrada en NaBai, se reclama también a la Delegación del Gobierno que actúe contra estos hechos “planificados” que “se han convertido en algo sistemático“. Añade que estos ataques suponen una “agresión a las víctimas de la violencia franquista” y un ataque “contra la propia sociedad democrática“, y precisa que ha pasado “demasiado tiempo sin ser justos con estas víctimas“, por lo que “ahora merece la pena no mirar para otro lado y trabajar para que estas actitudes intolerantes sean desechadas de nuestras sociedad“.


La postura de los fascistas del PP impensable en Alemania


Hace un año en Alemania se produjo una agresión similar  a la memoria de las víctimas del fascismo: la profanación de un monumento en Berlín dedicado a decenas de miles de homosexuales perseguidos y exterminados bajo el régimen nazi.
Todos los partidos políticos condenaron los hechos sin fisuras. Este acto cobarde y sorprendente es un ataque a la imagen que tenemos de nosotros mismos como una ciudad abierta y tolerante,” dijo Frank Henkel, legislador de la Asamblea de Berlín y miembro del partido conservador demócrata cristiano de la canciller Angela Merkel.
Un nuevo ejemplo para añadir al largo expediente de negación a condenar el franquismo y apología al fascismo  del Partido Popular.

Ago 242009
 

Vídeo: aumenta la violencia en Euskadi mientras Basagoiti dice que ahora hay paz y normalidad.

Si el mismo fin de semana que se han producido actos de kale borroka en Bilbao con el resultado de la quema de un autobús y varios coches llega a salir el anterior lehendakari, Ibarretxe, contando en una televisión nacional que “Euskadi ya es normal y hay paz” lo más suave que le hubiesen llamado desde la Caverna hubiese sido “cómplice de los terroristas por encubridor“. En todos los medios de comunicación, como es lógico, se ha informado del acto violento antes descrito.
Lo que no es tan normal es que nadie se haya enterado fuera del País Vasco, salvo los lectores de La República, del acto terrorista fascista contra la memoria de las víctimas del franquismo en el monte Ezkaba. El monumento , en homenaje a la fuga del Fuerte de San Cristóbal y a los caídos por la “libertad y la Républica”, apareció destrozado y con pintadas a los lados del asfalto y en los contenedores, con la simbología de Falange y multitud de banderas de España. Los autores de los destrozos realizaron varias pintadas en las que se puede leer “Arriba España”, “Cristo Rey” y el yugo y las flechas características de la Falange.
Yo recomendaría a Patxi López y Basagoiti que finalizasen la campaña  “hasta que hemos llegado nosotros la paz no era posible porque los que gobernaban antes eran cómplices de ETA“: fuera del País Vasco no se si colará, dentro, que ni lo sueñen. Y lo que es peor: no creo que con propaganda para descalificar a los nacionalistas de enfrente  se vaya a terminar con la violencia en Euskadi. En cambio sí pienso que un gobierno de colaboración entre los que gobernaron antes y los que gobiernan ahora pondría a ETA entre las cuerdas.
No sería plato de buen gusto para los de la kaputxa tener enfrente al Lehendakari respaldado por  los representantes del 90% de los votantes. En vez de enfrentarse al 44% que suman PP y PSOE mientras estos se enfrentan al 48% que suman el PNV, Aralar, y EA. O viceversa, como sucedíó con el frente que formaba el gobierno anterior.   
Vídeo. Documental Ezkaba, la gran fuga de las cárceles franquistas” realizado por Iñaki Alforja  relata la historia de los presos del penal franquista conocido como el Fuerte de San Cristobal, en el monte Ezkaba de Iruña-Pamplona.

 A través de los testimonios de los protagonistas podemos conocer las condiciones en el penal y la historia de la mayor fuga en la historia de las cárceles españolas. En plena guerra civil  795 presos se fugaron de uno de los penales más duros del régimen franquista: 585 fueron recapturados, 210 fueron asesinados y sólo 3 consiguieron pasar la frontera para escapar del genocidio franquista.