Sep 102010
 

Vídeo: declaraciones a una emisora de radio de Neira en las que dice estar “feliz” por su condena aunque según él es una víctima de conspiración gubernamental.

Titulares de hoy para disgusto de las asociaciones de víctimas de homicidios de tráfico: Jesús Neira no piensa dejar de beber“. De héroe a villano” coincidían los titulares de los últimos días en las noticias que hablaban sobre Jesús Neira. Tras la condena por conducir borracho triplicando la tasa permitida de alcohol, todavía algunos adeptos a sus soflamas ultraderechistas pululaban de foro en foro satanizando a quien osase a cuestionar la figura del “héroe” que “por salvar a una mujer maltratada casi paga con su vida”.
El ultra Neira se ha despedido hoy de su “heroinato” de un modo que hace preguntarse si su conducta podría calificarse como “sociópata“: insinuando groserías sexuales sobre la política que lo ha destituido, mofandose del delito que ha cometido, y prometiendo que lo volverá a cometer si le da la gana.
Lamentable resulta escuchar que se considere víctima de “la sociedad que lo quiso hacer héroe” después de haber aceptado gustoso las medallas, el dinero, el puesto de empleo y como tertuliano de medios de comunicación  que le ofreció ese  mismo país al que hoy llama “de mierda“. ¿Víctima por disfrutar gustoso de las ventajas económicas y sociales de ser considerado un “héroe” pero no querer aceptar la responsabilidad social que tiene como inconveniente?

el ultra neira se despide a lo farruquito

A quienes conservan ganas de seguir utilizando su supuesta acción heróica para defender lo indefendible, ya es hora de dejarse de hipocresías y hablar claro:
A) Ahora sabemos que es un mentiroso: quiso colar al juez que él apenas había bebido antes de ponerse al volante, que había sido cosa de alteraciones medicamentosas. Tras certificar la justicia que la historia era un bulo como un castillo, pues la tasa de alcohol en sangre no varía por el efecto de ningún medicamento, el propio Neira ha reconocido que le gusta imitar a Farruquito y no precisamente en el arte del baile.

B) Su supuesto acto heróico, aun está por acreditar ante un juez:  El país en el que millones de personas vieron el episodio de Ricky Martin, Isabel Gemio, el perro, la niña, y la mermelada, también ha visto como Jesús Neira impedía que un hombre asestase una paliza mortal a su novia y recibía por ello los golpes destinados a la bruja Violeta Santander. El propio Neira dijo que si no llega a ser por él, “ella estaría muerta“. Existe un vídeo en el que se ve al agredido entrando a un hotel, y como el agresor entra segundos después y le asesta un cobarde golpe por la espalda que lo tira al suelo.
De lo que ocurrió antes, tenemos la versión de Neira, y la de la supuesta agredida. Según la versión que no se creyó nadie, Neira interrumpió una pelea entre un drogadicto y su novia censurando entre insultos al hombre pues pensó que estaba a punto de agredir a su novia. Los dejó atras y entró a un hotel que estaba situado en el lugar de los hechos a llamar a la policía. Lo que ocurrió después, aparece en el vídeo.
 

Espero no volver a caer en el error de asentir como un borrego a una campaña mediática sin cuestionarla siquiera: me dolería bastante haber visto alguna vez como un héroe a un tipo que me recuerda a este que se hizo tristemente famoso hace algunos meses por pretender cobrar a los padres del niño que había matado conduciendo en pleno pedal la factura del destrozo de su coche.

Feb 142009
 

Vídeo: Declaraciones facinerosas de Luis Herrero por las que fue expulsado de Venezuela.
A dos dias de unas elecciones hace graves acusaciones a una de las partes implicadas en el proceso electoral, confiesa ni siquiera disponer de pruebas, se fundamenta en rumores para hacerlas, e insulta al jefe de estado del país, elegido democráticamente llamandolo “dictador”.

Lecciones de democracia un miembro del único partido político legal en este momento en España que no condena la violencia, el Partido Popular que se niega a condenar la dictadura franquista -150.000 asesinados creo que puedeViñeta de Juan Carlos de borbón y el oso mitrofán que llevó al DEIA a la audiencia nacional dar pocas. Y si llega a ser un “obervador venezolano” en 2004 el que hace estas declaraciones cuando gobernaba el PP y mintió a los españoles atribuyendo el atentado de Atocha a ETA, no tarda ni tres segundos en salir por patas y con una patada en el culo.

Aprovechar el estatus de periodista y de europarlamentario para dar crédito a “rumores que me han contado” “pero no he visto ni tengo pruebas” para interferir en un proceso electoral , es lo que ha hecho Luis Herrero en Venezuela.

Y por cierto: de referendum para gobernar perpetuamente, nada. Chávez se podrá presentar a las elecciones, otra cosa es que las gane. ¿En España hay límite para presentarse a las elecciones? Chávez es jefe de estado. ¿En España que te pasa si publicas una viñeta del hijo del jefe de Estado que no se puede elegir en las urnas con libertad copulando con la mujer? Lo mismo que les ocurre a los humoristas del diario DEIA si publican una viñeta del jefe de estado y el oso Mitrofán: van a la Audiencia Nacional

Por eso pido perdón por mí, no por el resto de mis compañer@s, que afortunadamente este país es plural, no como hace 35 años, cuando dictaba el fascista Franco. ¿Hubiese podido salir un opositor por TVE  diciendo  lo que ha dicho Luis Herrero sobre el dictador que ni él ni su partido condenan?

Mofas en Venezuela a “los parámetros democrátricos occidentales” del Partido Popular: con vídeos de palizas policiales durante las manifestaciones contra la Guerra de Irak, y los bulos fascistas tras los atentados del 11M.
Un medio de comunicación venezolano le da un repaso a Luis Herrero contestandole a un par de bulos.
violenciapolicial


Vídeo: El “testigo del secuestro”.
El también eurodiputado Carlos Iturgaiz contó haber sido testigo de cómo “secuestraban a Luis Herrero”. Sólo le faltó narrar una sesión de tortura china. Imaginación no le falta. Ni ganas de hacer el ridículo, como en este vídeo donde fue amonestado por votar en el Parlamento Vasco por su compañero, el franquista Mayor Oreja, en una de sus múltiples ausencias al trabajo.

Carlos Iturgaiz