Jun 152010
 

Vídeo: Penúltimo rebrote de peste liberal: El banco alemán Deutsche Bank apuesta 1.600 millones de euros contra la bolsa y la deuda de España y difunde falsos rumores con la ayuda de la derechona española para torpedear la economía. Cuanto más caiga la deuda española, más pagan en los mercados por la alemana. La miserable Angela Merkel, colaborando en el cotarro: la que calla, otorga.

El banco alemán Deutsche Bank ha desvelado el porqué de los rumores sobre la economía española que han lanzado los diarios teutones esta semana contra la deuda española. El mayor banco alemán, y participado en un porcentaje por el estado,tiene inversiones en corto valoradas en 1600 millones de euros sobre la deuda española. Esta información la ha facilitado el jefe de riesgos de la entidad, Hugo Banzinger, durante unas jornadas financieras organizadas en Madrid por Goldman Sachs.
En España, Deutsche Bank y Correos mantienen una colaboración para distribuir productos y servicios financieros en las oficinas de la red postal con la marca BanCorreos.

Conviene recordar que la presidenta alemana que ganó las elecciones hace pocos meses prometiendo que bajaría los impuestos menos mal que no tiene una oposición ibérica–   Ángela Merkel, la que mareó diciendo “hoy si, mañana no” con el plan de rescate a Grecia mientras el país era pasto de especuladores, y que  que montó el pollo institucional porque Sarkozy  la magreaba demasiado“, alimentó el rumor ayer con ambiguas respuestas en una rueda de prensa. Rumor que para triunfar ha contado con el impagable apoyo de la derechona agorerofascista española.
Sin ir más lejos, esta mañana en el programa “Los Desayunos de TVE” el diputado del PP Ignacio Cosidó culpaba veladamente a España y  aconsejaba al gobierno “no enfrentarse con Alemania” sin tener un solo reproche contra quienes han lanzado los bulos fascistas. Los embusteros juegan a pares en el Casino Liberal.
Por cierto que a nadie se le ocurra cuestionar el derecho de los especuladores a jugar sin límite, los ciudadanos no importan, son meros peones que se pueden sacrificar a base de recortar derechos, pero  el mercado es sagrado.
Como en cualquier otro régimen fascista.