Abr 232009
 

Cualquiera se fía de meter a otra Rosa en las listas: Izquierda Unida ya tiene su propia FacineRosa
La hasta ahora Alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, llevaba desde hace tiempo esperando a desembarcar en el PSOE, y no se larga sin puesto calentito: la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucia.

El nuevo presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñan fue elegido por el Pleno del Parlamento como nuevo presidente de la Junta, en sustitución de Manuel Chaves, con el apoyo de los 56 diputados del PSOE, mientras que los 47 del PP y los seis de IULV-CA votaron en contra de su elección como jefe del Ejecutivo.

Tras la marcha de Aguilar, le sucedería al frente, Andrés Ocaña, hasta ahora Teniente Alcalde y Concejal de Urbanismo de la ciudad andaluz gobernada por Izquierda Unida.

facinerosas


Ver mapa más grande

Confiemos en que Rosa Aguilar, que no es una arpía como la Díez, por lo menos se dedique a trabajar , que en al ayuntamiento de Córdoba no lo ha hecho nada mal, en vez de a sacar bilis como la adicta al bótox reconvertida en falangista.

  14 Responses to “FacineRosa Aguilar deja la alcaldía de Córdoba y se va a la Junta con el PSOE”

  1. Desde luego que entre la actitud al dejar el cargo con sus ex compañeros de Rosa Aguilar, y la de Rosa Díez, no hay color.

    Pero yo comprendo el enfado de IU. Lo de la pinza, no apoyar al PSOE de gratis no es hacer pinza con el PP como han hecho los socialistas en Euskadi.

    Pero en fin: yo creo que cuanto antes se termine con este asunto mejor, porque ya están los fascistas metiendo bulla: ahora va y dicen los “vigilantes de los billetes de 500” que van a convocar el pacto antitransfugismo.

    Que se vayan a su casa a coleccionar trajes.,…fachas…-es que no puedo con ellos.

  2. Yo pienso que últimamente estamos viendo a IU “escorarse” hacia el ala más dura del antiguo PC, del Califa Anguita, el que hizo la “pinza” con el PP, y responsable de su propia caida … lo cuál causó bastante pesar en todo un electorado de izquierdas al que le gustaría ver que más extendida las culturas de los pactos…como dice Julio Navarro…Esto no debe gustar a mucha gente como a Rosa Aguilar, la cuál, creo, no merece las declaraciones que le han regalado sus antiguos compañeros…

  3. Bajo mi punto de vista el problema fundamental radica, como casi siempre, en las buenas maneras, lo que llamamos educación.

    Desconozco de qué parte, eso sí, aunque me parece que algo ha habrá habido en ambas partes.

    Rosa, según me parece, pertenecía al ala más liberal de IU, y estos últimos años se había ido despegando ideológicamente del ala más dura, vulgo PC.

    Lo que sí me parece es que ha sido una buena gestora como alcaldesa y puede serlo como consejera de la Junta. Quizá en otras condiciones, no se hubiera escenificado una ruptura que entiendo que no beneficia demasiado a ninguna de ambas partes.

    Pero, aquí en estas Españas, parece que la cultura del pacto siga siendo algo nefando y pecaminoso.

    Salut.

  4. ¿Palabras de cariño?…

    vamos a ver si nos entendemos:

    Rosa es alcaldesa de Córdoba por IU. Es además miembro del Consejo Federal de IU. Es además Secretaria de Relaciones institucionales de IU Federal. Rosa participa de la política federal de IU y al aceptar estar en el Consejo Federal y llevar una responsabilidad en nombre de IU asume las líneas programáticas y de gestión emanadas de la asamblea federal de noviembre pasado, donde dijo que si no estaba de acuerdo con el resultado se iría. No se fue y aceptó continuar.

    Desde ese momento no se la ha visto ni oído crítica alguna hacia la marcha de IU ni posición contraria, ya que ella y toda la corriente política en la que participa han asumido trabajar y unir esfuerzos en pos de mejorar IU.

    Rosa ayer se acuesta.

    Y hoy se levanta como Consejera de Obras Públicas en un gobierno del PSOE sin avisar a sus compañeros, sin dimitir de sus cargos previamente y sin transición alguna. Sin que IU tuviera oportunidad alguna de debatir si entra o no en el gobierno ya que NO es a IU sino a Rosa Aguilar a la que invitan.

    Pues la verdad. Cuanto menos, es de agradecer que tenga buenas palabras hacia sus compañeros, sobre todo los que nos hemos partido la cara por ella infinidad de veces.

    Pero aunque no se lleve el cargo, oiga… Transfugismo político se llama.

    Si mañana Gallardón es nombrado ministro por Zapatero con la oposición del PP, diganme como se llamaría. Si mañana el Alcalde de Zaragoza es nombrado Consejero de Obras por Esperanza Aguirre, diganme como lo llamaríamos…

    • “Transfuga” en el sentido estricto de la palabra no se le puede llamar: sería en el caso de que se cambiase de partido manteniendo su puesto como alcaldesa de Córdoba, con lo que le regalaría el ayuntamiento al otro partido.
      Pero de esta forma libera la alcaldía que sigue gestionada por su anterior partido.

      Éticamente, no me parece bien lo que ha hecho. Pero ese es otro tema.
      Y espero que la gente sepa distinguir : esto no significa que el PSA haya girado a la izquierda ni mucho menos, significa que Rosa Aguilar ha ido al centro-izquierda, y que éste se mantiene donde está.

  5. A ver si aclaro un poco o termino de liar más:
    ¿Qué hacer para que IU y PSOE puedan trabajar codo a codo o se lleven bien como en Madrid? Pues lo que no se hace en Andalucía. Donde IU se piensa que si forma coalición, el PSOE tiene que asumir su programa. A lo máximo que podrá aspirar, y eso IU de Euskadi lo entendió muy bien, si tienes 3 parlamentarios y apoyas a otros 30, es a una cartera y desarrollar desde ella políticas de izquierdas, e intentar influir en otras.

    Lo que tampoco se puede hacer es ir a lo perro, como ha hecho el PSOE, y en vez de ofrecer un pacto a IU y darle la cartera (sin que hiciese falta porque tienen mayoría), ofrecersela a alguien del otro partido a título personal para que lo abandone. Bueno, se puede, pero es una guarrada.

    Por lo menos Rosa Aguilar, que sí es cierto que llevaba años con un pié aquí y el otro allá, ha tenido la decencia de irse teniendo palabras de “cariño” con los suyos. Ahí se le nota que no está hecha de la misma pasta que FacineRosa Díez, la planta trepadora.

    • Llamadme tibio, si queréis, pero con lo que has explicado, Oscar, no acabo de ver el problema. Entiendo que, cuando los votos te dan la responsabilidad de formar gobierno, tu obligación es poner en él a las personas que consideras están más capacitadas para ejercer un determinado cargo. Que, en pricipio, por simple afinidad ideológica, van a estar en tu partido o en independientes del entorno, pero no tienen por qué. Y si Griñán considera que Aguilar es la persona más indicada para llevar las obras públicas en Andalucía, y ella considera que desde la Consejería puede hacer mejor su trabajo que desde el Ayuntamiento de Córdoba, lo lógico es que el uno lo ofrezca (y se lo ofrece a la ciudadana Rosa Aguilar, no a la militante de IU) y la otra (como ciudadana, no como militante de un partido) lo acepte, incluso si no hay acuerdo de gobierno entre las dos formaciones políticas. De hecho, es que incluso lo veo mejor que si efectivamente hubiese habido acuerdo, porque entonces el nombramiento se podría simplificar a cambio de cromos, y eso sería mucho peor para la credibilidad de la consejería, del gobierno y del sistema democrático en general.

      Lo que ya me parece fuera de toda lógica es que IU se cabree por esto y la expulse (otra cosa es lo que apunta Nynaeve, que sea por los estatutos de IU Córdoba, ahí ya entraríamos en temas legalistas), cuando precisamente algo así les permite, sin tener una potencia electoral que les posibilite forzar un cambio de cromos, meter una cuña en el gobierno andaluz (por muy “presidencializado” que quede el gabinete, un consejero de Urbanismo maneja mucho poder, y además de un tipo muy visible para el ciudadano de a pié), que hace que puedan mostrar al conjunto de Andalucía (no sólo a los cordobeses) la forma de hacer política y la forma de hacer gobierno de IU (con el añadido perverso de que, de lo que salga mal, le puedes echar la culpa al resto del gobierno y dejar a tu partido limpio de polvo y paja, como mucho se quemaría ella). De verdad, no lo entiendo, y más cuando IU está necesitada de ese tipo de publicidad como del aire que respiran…

      • No era posible por estatutos, pero es que además IU había votado en contra de la investidura de Griñán.

        Si hubiese sido pacto, de puta madre, pero no ha sido así.

  6. Yo le acabo de dedicar una canción de “lendakaris muertos” de un minuto que le viene como anillo al dedo jejej, te invito a escucharla, se llama “vine vi y me vendí” es divertida para esta situación 😉

  7. Pues yo estoy con Óscar. Rosa Aguilar era una especie de “Bono” cada vez más “Rosa Díez”… y qué queréis, siendo así, yo casi prefiero que estén en el PSOE, que no en IU.

    En cuánto a Córdoba, señores, seguimos teniendo una ley electoral que no vota a la persona, sino al programa… dos añitos tiene quien la sustituya, para darse a conocer, sin el estigma de que era posible que Rosa Aguilar, presentara batalla para intentar repetir cabeza de cártel, siendo algo “muy” extraordinario en IU…

    Besos

  8. eso de que la rosa no lo ha hecho nada mal… sera embolsandose dinero… porque en cordoba no ha hecho nada de nada y en lo que a obras se refiere es un autentico desastre…

  9. Mmmm… Pero hay cambio de partido, o simplemente se incorpora al gobierno autonómico, pero como militante de IU?

    Porque yo había entendido lo segundo, vamos…

  10. Ya lo decía Darín… Put@s no faltan, faltan financistas… Aquí ni eso.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)