Ago 152008
 

Vídeo: El ex obispo Fernando Lugo ha anunciado como primera medida tras ser investido que renunciará a su salario de Presidente de la República del Paraguay, alrededor de quince millones de guaraníes, es decir, cuatro mil dólares.

 

 

Lugo ganó las elecciones el pasado mes de Abril con un 40 por ciento de los votos,convirtiéndose en el primer presidente no perteneciente al derechista “Partido Colorado” que gobernaba  Paraguay desde 1948, y en el segundo de perfil izquierdista desde el efímero mandato de Rafael Franco en los años treinta del pasado siglo. (En España los Franco y los obispos nos evocan justo lo contrario, y el partido colorado de derechas no es precisamente).

El ex obispo  se colocó  al frente de las Comunidades Eclesiales de Base, el ala progresista de la Iglesia Católica paraguaya, tradicionalmente volcadas en el trabajo social en favor de grupos indígenas y el campesinado pobre, y otros colectivos vulnerables.Realizó numerosos pronunciamientos públicos en los que instaba al Gobierno de la nación a adoptar los cambios que como no llegaban, él se dispuso a luchar para conquistar.

 

SU PROGRAMA: Reforma agraria, con expropiación  de tierras improductivas para destinarlas al usufructo por 300.000 familias campesinas sin tierra propia.

Recuperación de la soberanía energética, como denunció en campaña, el agua potable no llega a más de la mitad de la población, que tampoco disfruta de un servicio eléctrico regular. La paradoja: es uno de los países de américa Latina con más hidroeléctricas, pero exporta la energía, y posee uno de los mayores acuíferos subterráneos de agua dulce del planeta.

También ha prometido  “acceso universal a la salud, la educación y la justicia”; y el “destierro de la corrupción y la impunidad para siempre”.

¿Tendrá posibilidad de cumplirlo? Parece muy difícil que la coalición de partidos que representa, que van desde el centro-derecha a la izquierda, incluidos liberales, vayan a aceptar las medidas prometidas sin problemas. Todo parece indicar que sus postulados son más parecidos a los del presidente de Brasil, Lula da Silva, que a los de Chávez por ejemplo.

 

Desde este humilde blog, enhorabuena a los paraguayos y los mejores deseos para Lugo.
Fernando Armindo Lugo Méndez

  4 Responses to “Fernando Lugo, un ex-obispo progresista, nuevo presidente de Paraguay.”

  1. Ex obispo, como bien has dicho.

    Renunció a su dignidad (disculpad, a su poder, nunca a su dignidad, trampas del lenguaje) porque no era compatible con sus ideas de teologia de la liberación mal vistas en el Vaticano.

    Esperemos que cumpla.

    Salut.

  2. Yo tambien me alegro por el ademas ha demostrado la inmensa cantidad de fachas que hay en el Vaticano que tremenda casualidad a este ex – obispo de ideologia de izquierdas se le retira el cargo eclesiastico de obispo por meterse en politica sin embargo a Cañizares, Varela, los curas que escribieron alegrandose de la derrota del candidato de la izquierda italiana a esos no les pasa nada y Beny no dice nada al respecto vaya que curioso ¿ verdad ?

  3. que gusto da leer noticias como esta

  4. Este ejenplo,tenian que dar todos los Obispos

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)