Jul 292008
 

Con la llegada del partido nacionalista español UPyD al congreso estamos asistiendo a un curioso fenómeno: una diputada dedicada en exclusiva a aullar “se rompe España, el castellano desaparece” mientras desde el bando nacionalista contrario “Zapatero es un roña que no suelta prenda”.Cómo les pone llorar y enfrentar.

Mi profesora de sociología en primero de carrera decía que un poco de nacionalismo puede, sin afirmarlo como verdad verdadera, ser bueno y necesario para cohesionar al pueblo.Subrayando lo de “un poco”. Y es vasca. ¿Supondría la “salida del armario” del nacionalismo español quitar la careta al circo que están montando ambas partes y el fin del chollo? En ese caso igual había que plantearse un “outing forzoso”.




LA DISCRIMINACIÓN DE LAS LENGUAS COOFICIALES

Con el relato de un día en Mallorca el diario Público afronta por primera vez un tema que escuece a los “ultras” del nacionalismo español acostumbrados a tener la exclusividad del victimismo justificado bajo la premisa de que ellos “no son nacionalistas”.

¿Existen los excesos y la discriminación producto de los tópicos del bando “no nacionalista”?

14 años tenía cuando visité por primera vez Barcelona y en el museo de la ciencia un profesor catalán que estaba de visita con sus alumnos se puso a gritarme como un energúmeno porque estaba en el centro de una puerta-no me estaba dando cuenta- y no dejaba pasar a una sala.Yo inocentemente le dije “o me habla en castellano o no lo entiendo”. El muy anormal me contestó “no, en castellano no, que estamos en Cataluña”.Llega a ser hoy y tienen que llamar a la grúa Pegaso para que me quiten.El resto del viaje, que duró una semana, nada que ver afortunadamente.

Aunque me quedé blanco cuando ví en Banyoles un negro disecado,  mi amor por el pueblo catalán, que espero que me adopte si algún día la cristofascista Esperanza Aguirre llega a ser presidenta del gobierno, superó afortunadamente aquel encuentro de bruces con semejante imbécil.De Barcelona, mejor ciudad de España en mi podio particular junto a Bilbao y Granada, todo lo bueno que pueda contar es poco.


Cuando terminé el bachillerato fui a estudiar a la Universidad del País Vasco.Hoy mismo estoy en Bilbao.No se hablar Euskera.Y no he tenido nunca problema por ello.Una vez entré en un estanco en el barrio de Begoña en Bilbao y la tendera me habló en Euskera.Al ver la cara de apuro que puse me pidió perdón y me lo repitió en castellano.

Cuando terminé la carrera estuve viviendo en Madrid 4 años.Del currículum que le pasé a un amigo para que lo dejase en su empresa tuve que quitar, consejo suyo de amigos, que había hecho “prácticas” de lo mío, publicidad durante la campaña electoral de 2001 al Gobierno Vasco.Al parecer era delito no haberlas hecho para Mayor Oreja -antes me cortan una mano que ayudar a un franquista a gobernar- y bastante cruz llevaba encima por venir de la universidad que venía.

 


En Madrid estuve viviendo con una amiga vasca que tenía que aguantar en su puesto de trabajo preguntas cual si fuese sospechosa de algo, cada vez que había un atentado de ETA.Otra amiga vasca, de Amurrio, camarera, tuvo que escuchar estando yo delante en la barra del bar cómo un cliente le expresaba en voz alta el asco que le daban los vascos y el profundo odio que por ellos sentía.De la misma región era el novio de una compañera de clase en la universidad que estando disfrutando de las fiestas de Zaragoza en el famoso “tubo” le partieron las narices sin mediar palabra sólo por llevar colgado un “lauburu” del cuello.





Gilipollas hay en todas partes, y el síndrome de la acémila se puede posar igual a la izquierda, a la derecha, y con independencia de la nación del afectado.

23 años tenía cuando en fiestas de un pueblo alguien me dijo cuando se enteró de dónde era “de una puta y de un gitano nació el primer riojano”.

Contesté “eso no es ningún insulto, ser como tú, sí”, y seguí bebiendo.




Vídeo: Ayer los partidos políticos hablaron de condiciones para apoyar los presupuestos generales del estado este año.Sólo IU y BNG se preocuparon de pedir “presupuestos más sociales”.
Para el resto, lo único importante es aprovecharse para chupar del frasco.Que cada uno, en función de los intereses que muestran sus dirigentes, vote en consecuencia.

  2 Responses to “El nacionalismo español se resiste a salir del armario”

  1. Oscar, no necesitas mi permiso, no tengo ni copy right ni copy left.

    Algún día contaré como convencimos a los fachas de Alzira que venir a mi pueblo se les podía indigestar. Creo que ya ha pasado el tiempo suficiente como para que haya prescrito.

    Salut i República

  2. Entiendo que con 14 años te callaras, pero a mí me ocurre eso (me ha ocurrido a veces a la inversa) y monto un pollo de campeonato.

    Y te aseguro que no soy una persona violenta, pero los idiomas están para entendernos, no para esgrimirlos como espadas.

    Salut i República.

    Por cierto, has oído alguna vez hablar de un ¿periodista y maestro de periodistas, ya tristemente fallecido, llamado Ramón Barnils?

    Estoy recopilando sus artículos en la revista El Temps, y un día de estos abriré un nuevo blog dedicado en exclusiva a sus artículos, eso sí con mi traducción hasta donde llegue, que te aseguro que no es nada fácil, a veces.

    Es absolutamente genial, y de una mala leche inimaginable.

    Ya te avisaré

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)