Jul 112008
 

postal zenzanoHace 15 años me encontré en un pueblo abandonado de La Rioja la postal que podeis ver a la derecha.Alguien la había visto antes, le había cortado el sello, y la había tirado.

La postal, de 1910, escrita por Pedro Caro dice “Estimado hermano, embarco no sin novedad.Felicidades Pedro Caro.Barcelona 14 Diciembre de 1910”. La imagen es de Barcelona.

Tendría 12 o 13 años cuando la encontré, la metí en un plastico, y la guardé. Pensé que el idiota que había arrancado el sello se había dejado lo mejor.Hoy lo sigo pensando. La he mirado varias veces desde entonces. Anoche, con mal cuerpo por la tragedia que todos conocimos ayer, me entró la curiosidad por saber si Pedro Caro llegó a su destino. Parece que si. Que llegó a México y lo último que se sabe de él es que viajó a Colombia.

Maravillas de internet.También me enteré de que dos hijos de su hermano León Caro, al que manda la postal desde Barcelona antes de embarcar, también emigraron.Uno a Uruguay y otro a Argentina.

30.000 riojanos emigraron entre 1880 y 1936. Según  cuenta quien ha estudiado el tema había dos tipos de emigrantes.Los que se marcharon a ultramar desde la sierra riojana eran menores de 18 años, y lo hicieron de forma constante y regular, mientras que la emigración desde los valles fue puntual, cuando por ejemplo se producía algún desastre en la cosecha de viñedo.

En 1910 La Rioja ni existía, era la provincia de Logroño, tenía 188.235 habitantes.

barco vaporLa Rioja atraviesa una mala situación económica y social a principios del siglo XX. Las condiciones de vida en muchos pueblos riojanos son extremadamente duras. La agricultura, la ganadería y la artesanía son casi de subsistencia. Los pueblos de la sierra riojana acaban de dejar atrás años de esplendor, y sufren una grave crisis industrial. Por si fuese poco, una enfermedad de los viñedos arruina a los agricultores. El barco fue el principal medio de transporte para los emigrantes aunque a partir de los años 50 el transporte aéreo comienza a popularizarse.

menu barcoEl ahorro de las 220 pesetas necesarias para embarcar en un buque supone un gran esfuerzo económico para las familias riojanas. Con un billete en tercera clase la travesía se convierte en un duro y largo recorrido en unas condiciones desagradables: mala alimentación, escasas medidas higiénicas, enfermedades…

Grandes rutas

Los barcos con destino a América partían de los principales puertos españoles: Bilbao, principalmente, Santander, Asturias, La Coruña en Galicia y, en menor medida, Barcelona y Cádiz. Los destinos más habituales de las compañías navieras eran Argentina y Chile y fueron, por tanto, los países que recibieron a mayor número de riojanos.

 

Casi un siglo después yo, que vivo en la misma tierra de donde tuvo que emigrar Pedro Caro, hoy una tierra rica, me he podido enterar de que llegó a su destino.

No se si las madres que tuvieron que tirar los cadáveres de sus hijos por la borda del cayuco dejaron escrito antes de salir el futuro que esperaban encontrar o las ilusiónes que llevaban consigo para ellas y sus hijos.

Espero que dentro de 100 años los que dejaron atrás se encuentren en la misma situación que yo hoy.

 

 

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)