Jun 132008
 

Solbes anuncia medidas por valor de 78.000 millones de euros para combatir la crisis económica.
El nuevo presidente de Rusia señala a Bush como culpable de la situación económica mundial.

Año 2000: inflación al 4%, barril de petróleo a 30 dólares,  Rodrigo Rato explicando que la culpa de la crisis era de la “coyuntura internacional”.

Hoy no: con gobiernos conservadores en EEUU y toda Europa que han gestado la crisis mundial, y el barril de petróleo a 130 euros, la culpa de todo la tiene Zapatero.Que no apoyó la invasión de Irak desde la cual el precio del petróleo se ha multiplicado por tres.

Asi explicaba el diario “El Mundo” la crisis de 2000 cuando el petróleo estaba a 30 euros el barril , y la culpa no era de Aznar. Ahora está a 130 por culpa de Zapatero

En 2000, hubo una huelga de transportes que paralizó el país 10 días. El diario “El Mundo” no tituló en portada “ESPAÑA EN CRISIS” como hace hoy en ningún momento.

¿Hace el gobierno el ridículo inventándose símiles para atenuar la palabra “crisis” porque quiere o porque la reacción de los “agorerofascistas” que se han inventado hecatombes cuando no las había da miedo? Lo cierto es que la crisis del mercado inmobiliario llevaba 4 años debatiendose y buscando medidas para paliarla en el congreso. Así lo reveló el parlamentario Josu Erkoreka en la investidura de Zapatero. El mejor discurso económico de todos, sin complacencias, ni agorerías. ¿Quizá no imaginaron que se podría solapar con una crisis económica global, y la subida del petróleo, hoy 5 veces más caro que cuando lloraba Rodrigo Rato?
 Sabíamos que el ciclo iba a llegar a su fin. En las conversaciones que manteníamos con su vicepresidente segundo cuando negociábamos los presupuestos, los últimos tres años, estas previsiones ya se hacían. Se sabía que esta situación antes o después iba a llegar. Pues ya ha llegado este momento.
 Y el problema es que no somos capaces de esbozar una alternativa a este modelo definitivamente agotado porque hemos suspendido, el Gobierno y también todos los demás —corresponsabilicémonos sin ningún rubor en este problema—, en la principal asignatura pendiente que tenía la economía: la mejora de la productividad.

 
 Los bulos con el ácido bórico, ventas de España, cesiones de Navarra y demás imaginería cuasiterrorista (*terrorismo = inducir terror a la población de forma predeterminada) le salieron rentables a algunos durante la pasada legislatura. Ahora han encontrado un nuevo filón. Aquí lo explica uno que estuvo presente en una reunión de comité con Pedro J.

A modo de ilustración, acabaré relatando un caso en el que me he visto afectado recientemente. Hasta hace poco, yo pertenecía al Consejo Asesor del diario Expansión y de la revista Actualidad Económica, absorbidas por un poderoso grupo editorial, Unidad Editorial, cuyo periódico, El Mundo, colabora desde el máximo nivel con la cadena de radio más crítica con el Gobierno socialista desde 2004.

Nada que objetar, pues los anteriores directores de dichos medios de prensa económica permitían gran diversidad de opiniones en sus tribunas de firmas. Es decir, libertad de prensa en sentido literal de la palabra. Sin embargo, he aquí que, desde hace un tiempo, empezaron a publicar columnas de uno de estos autodenominados “profesores”, con nula actividad académica y despechados por el fracaso electoral de su partido favorito, del que esperaba alguna prebenda en caso de éxito. 

Los artículos estaban llenos de calumnias e insultos, amén de razonamientos económicos muy deficientes, inadecuados totalmente al estilo del diario en que aparecían. Como miembro del Consejo, protesté, postura compartida por otros consejeros y periodistas. La respuesta fue que se trataba de un protegido del responsable máximo del grupo editorial, cuya estrategia de acoso para estos cuatro años es dejar en segundo plano la Kangoo y las mochilas para centrarse en cebar el desastre económico.Total, que inmediatamente dimití porque, modestamente, prefiere uno a los libertarios que a los liberales de chicha y nabo.

Juan J. Dolado es catedrático de fundamentos del análisis económico de la Universidad Carlos III

 

  One Response to “Economía: ni complacencias, ni agorerofascismo”

  1. […] Aunque puedo decir que me hace gracia como se aprovechan los del PP para intentar ganar más votos cuando me he acordado de que nos ha pasado lo mismo con el PP pero eso no lo dicen, gracias que tenemos internet para remediarlo, sino mirad aquí. […]

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)