Jun 122008
 

La Cristofascista nos da una lección de cómo se comportaría durante una visita al hospital una “barbie macarra” y nos muestra las maneras de todo cacique franquista vía paseo junto al pijo Juan José Güemes. Se encara, protegida por sus guardaespaldas, a funcionarios como ella.
Chicle en boca y mientras desmantela la sanidad pública ofreciéndosela a sus amigos de la empresa privada, se atreve incluso a hacer como que “toca la cara” a los manifestantes. De nuevo abucheada, acusa a los manifestantes de “estar pagados para armar follón”.
Este es el trabajo que realiza por el que cobra varios millones de las antiguas pesetas al mes en los paréntesis de su labor oficial: conspirar para alzarse con el poder en su partido.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)