Mar 012008
 
Si durante esta semana se os acerca un tipo bien vestidito con una revista debajo del brazo y os da conversación, os intenta convencer de que el fin de los dias está cerca, os ofrece la revista y os dice que voteis al señor de barbas que sale en la portada que es la salvación,o que si no os convence no vayais a votar, es un discípulo del responsable de campaña del PP.

A Gabriel Elorriaga, a quien recientemente en TV se le escapó que su partido “negociará con ETA” si es preciso, se le ha “escapado” ahora la estrategia del PP, que es la contraria a la del PSOE que quiere tensión electoral para movilizar a los votantes. Lo ha contado en Financial Times

Lo sorprendente no es que tenga una estrategia, sino cómo se lleva a cabo: sembrando la duda, provocando el miedo al futuro y a determinados colectivos, que es algo que se lleva advirtiendo desde que comenzó la campaña. Elorriaga es consciente de que el mensaje del PP, escorado en la derecha radical no es capaz de atraer nuevos votantes, y por ello busca que quienes puedan votar a otros partidos no lo hagan.
Elorriaga además da por hecho que su electorado es bastante fiel y demasiado “crédulo” y en cambio el de izquierdas es más crítico y le basta una pequeña duda para no ir a votar.

No se puede vivir de la incertidumbre durante mucho tiempo y aún menos de la agorería: el PP ganó las elecciónes municipales habiendo convencido a la población de que el PSOE iba a vender Navarra . Hoy gobierna el PP gracias al PSOE.
Si el PP sufre una derrota electoral, la confianza no es eterna: sus votantes pedirán cuentas por las agorerías no cumplidas.

Tras confesar, la torpe rectificación de Elorriaga y el desmentido de la periodista del Financial Times:

Elorriaga consciente de su metedura de pata, ha intentado desmentir via comunicado PP la información.

Las afirmaciones no han sentado bien a la periodista del Financial Times, que para desgracia del político ha terminado contando más que lo que nos ofreció en el artículo original.

Y matiza: “no me hace falta inventarme nada porque soy una corresponsal internacional sin interés de ningún tipo” (además de un medio conservador), y “trabajo en un diario de bastante prestigio que no se puede permitir hacer lo que afirma el señor Elorriaga”.

No es la primera vez que un medio de comunicación internacional se hace eco de esta insana costumbre del PP: la manipulación informativa del 11M fue censurada y denunciada por la Asociación Internacional de Prensa, y la sentencia del juicio recordó los hechos en las portadas de casi todos los diarios del mundo.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)