Feb 102008
 
No todo vale o no todo debería valer para conquistar el poder. Una actitud irresponsable: en pleno bache económico lanzar bulos y mensajes agoreros que calen en el mundo empresarial y empeoren la situación. El PP parece el mayor enemigo de España. ¿No sería mejor que propusiesen sus soluciónes a este bache económico en vez de lanzar mensajes apocalípticos seguidos de la coletilla “pero si gobernamos la arreglamos” sin decir cómo?

De manera inesperada, el negro panorama dibujado por el PP encontró ayer su reverso en la voz de uno de los personajes más influyentes del mundo económico español: Emilio Botín, presidente del Santander, uno de los mayores bancos del mundo, quien restó dramatismo a la situación económica al tiempo que destacaba la fortaleza de España.

Botín trasladó al mercado un mensaje de moderado optimismo. Aprovechó la presentación de sus resultados para quitar importancia a los malos augurios de algunos y también para pedir nuevas reformas económicas en el país, con las que el mercado avance en flexibilidad. Le da igual si las aplica el PSOE o el PP tras las elecciones de marzo.

Para este año predijo un crecimiento de entre el 2,5% y el 3%, muy inferior al 3,8% de 2007, aunque -a su juicio- se trata sólo de un mero “ajuste lógico” tras 12 años de auge ininterrumpido. La desaceleración estaba prevista, pero se ha visto catalizada por las turbulencias financieras surgidas en verano por las hipotecas de alto riesgo estadounidenses. Pero Botín no cree alarmante la situación.
“No hace falta más que ver los números”, dijo el banquero, quien se mostró convencido de que la economía española seguirá creciendo en mayor medida que los países de su entorno. “Y eso siempre está bien”, apostilló.

Botín citó cuatro razones para justificar su visión “realista”: la fortaleza, solvencia, rentabilidad y eficiencia del sistema bancario, el superávit de las cuentas públicas, la calidad del empresariado y el hecho de que las familias tengan que hacer menos esfuerzo para la compra de su vivienda que en los años noventa.

Si una autoridad “patronal” como Botín muestra su indiferencia ante el resultado de las elecciónes, la derecha pierde la exclusividad que se otorga a sí misma de ser la única opción capaz de manejar la economía de mercado, y el centro-izquierda olvida la palabra “obrero” de su nombre.

  One Response to “Emilio Botín desmiente la hecatombe económica que augura el PP”

  1. como economista puedo decir que la citada crisis “global o mundial” y no nacional como Rajoy se empeña en decir, se debe tan solo al reajuste que EEUU va a tener que hacer debido a las erroneas politicas que el gobierno de Bush (el amigo de Rajoy y Aznar)ha seguido durante los últimos años.
    Europa va bien pero el 2008 va a ser el año del reajuste.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)