Ene 312008
 
No voy a entrar en valorar la última pastoral de la iglesia pidiendo el voto para el PP porque sume es una institución ajena. Lo que si me molesta es que se financie con mis impuestos. No se si será Conversión Paulina, o hipocresía que cuando gobernaba la derecha se ofreciesen a mediar en su tregua con ETA con tanta ansia que se encontrasen con esta gruesa respuesta de Mayor Oreja: “dedicaos a rezar”.

El tema de las negociaciónes entre el estado y grupos terroristas o integristas (católicos o islamistas) es muy delicado. Lo suficiente como para que una organización subvencionada con mi dinero en parte se permita el lujo de jugar con ello para pedir el voto para el PP.

Cada uno tiene su opinión al respecto. Entiendo a quien piense que nunca se debería dar la opción a negociar porque algún terrorista puede pensar entonces “mato hoy que mañana me puede salir gratis”.

Yo no lo veo así: el acto de matar para mí es algo bastante más serio que eso, y supone saltarse unos resortes mentales que no entiendo. Negociar con los terroristas que dejen las armas a cambio de política penitenciaria y reinserción social de los que hasta ayer llevaban las armas si que me parece la posición más acertada. Y la mejor para el bien común si así se consigue la paz. Para hacer peticiónes políticas, está el parlamento. Así lo decide el pueblo cuando vota.

*(Ýo se de unos que nos dijeron que se estaba negociando la venta de Navarra, salieron a la calle con los franquistas con esa excusa, y aun no han dado las gracias porque el PSOE les regalase el gobierno de esa comunidad)



Bajo mi punto de vista, el estado ha hecho hasta ahora lo correcto: negociar con los terroristas sin incluir peticiónes políticas. Lo hizo Suárez, Aznar, González, y Zapatero. Éste último sin cesión ninguna (si la hay que me digan cual, que sólo acepto pasar a De Juana por un delito de amenazas de la cárcel al hospital por unos meses, mientras Aznar concedió beneficios y amnistias a punta pala).
Con la iglesia ha sido otra cosa: dia si dia no, tenemos que soportar a los integrstas católicos intentar inmiscuirse en nuestros derechos civiles , pidiendo que en España se legisle como en Irán, bajo ley divina. No se contentan con llamar a los homosexuales enfermos desviados, sino que también tienen talibanes contratados para insultar vía profesional desde una de sus múltiples posesiones, la COPE.

Y el Estado ha cedido una y otra vez a pagar el “impuesto divino-revolucionario” que a fin de cuentas es lo que les mueve, para financiar sus actividades en contra de los derechos civiles (cuando hay manifestaciones contra el hambre no se ven sotanas obispales).

¿No debería el estado dejar de negociar con los integristas de la iglesia? El único partido político que aboga por ello, es IU.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)