Ene 222008
 
Este texto ha sido elaborado con la biografía de Jörg Hayder , líder de la ultraderecha austríaca, (Partido Liberal) y sustituyendo su nombre por el de la autodenonimada “libegal” Esperanza Aguirre:

Cuando Esperanza Aguirre se convirtió en “la lideresa” del “libegalismo español”, su partido fue orientado a un populismo nacionalista que le ha llevado a sobrepasar el límite electoral tradicional de los conservadores. Sin embargo, sus excesos llevaron a la salida del elemento liberal democrático. Algunos parlamentarios lo abandonaron (Calomarde , Piqué) por su deriva hacia la extrema derecha. Y a otros los purgaron (Gallardón).

Pero en Mayo de 2007, consiguió una amplia Mayoría absoluta y la posibilidad de formar parte del gobierno en las próximas elecciónes.Capitalizó el mensaje “nacionalista desde Madrid”, y hoy, 21 de Enero de 2008 por fin se ha quitado la careta completa: la del racismo.




El mensaje populista del líder de su partido, Rajoy, se centró en fomentar el orgullo nacional español, abandonando un discurso autonomista cada vez más minoritario a nivel social. También el PP se convirtió en el banderín crítico contra la opresión fiscal, fomentando una mayor libertad de mercado, siguiendo la estela de la revolución conservadora de Reagan y Thatcher.

Fomentó un populismo sencillo en torno al lema “España primero” con lo que amplios sectores populares de la capital madrileña convirtieron al PP en la primera fuerza de la vieja capital imperial, ante la venida de centenares de miles de inmigrantes. Su llamamiento al freno de la inmigración y las acusaciones al socialismo austríaco de partido “vendido a los separatistas, complaciente con los inmigrantes y amigo de los países tercermundistas” ayudó a que parte de la antigua clientela socialista pasase al populismo de Aguirre y Rajoy.

Al mismo tiempo, el viejo anticlericalismo liberal fue sustituido por una vigoriazación de la defensa de los valores tradicionales y católicos. El Partido Popular ha defendido las posiciónes de la alta jerarquía de la iglesia frente a los avances sociales durante esta legislatura. Protagonizando con ellos incluso manifestaciónes populares o aprovechando políticamente la visita de Ratzinger a Valencia.





Texto original: “Breve introducción al origen, historia, vicisitudes actuales y posturas del FPÖ “ (Partido Liberal Austríaco, el del ultraderechista Jorg Haider).
Tan sólo he cambiado unos pocos datos: los nombres de las ciudades, país, y políticos. El resto, calcado: cómo vender extrema derecha y capitalismo populista envolviéndolo en la bandera de la “libertad”.

Aquí está el texto completo para quien le interese. Sorprende: tienen en común hasta un “dinosaurio” en el partido con pasado dictatorial….

Cuando Jorg Haider se convirtió en el líder del liberalismo austriaco, el partido fue orientado a un populismo nacionalista que le ha llevado a sobrepasar el límite electoral tradicional de los liberales. En las legislativas de noviembre de 1986 pasó del tradicional 4´8% a 9´72% duplicando los resultados y en octubre de 1990 lo volvió hacer pasando al 16´6%. Sin embargo, sus excesos verbales llevó a la salida del elemento liberal democrático en 1993. Heidi Schmitd junto a cuatro parlamentarios más se escindió para formar el Foro Liberal, agrupación que no ha conseguido ningún respaldo del público. No obstante, el viraje populista del nuevo líder causó la exclusión del FPÖ de la Internacional Liberal. Pero en octubre de 1994, consiguió el 22´6% posicionándose con posibilidad de entrar en el gobierno en las próximas elecciones, que fueron en diciembre de 1995 y confirmaron su estancamiento con un 22´8% y la pérdida de un escaño. No obstante, en octubre de 1996 capitalizó el mensaje antieuropeísta consiguiendo un 28´1% en las elecciones al Parlamento Europeo.

El mensaje populista de Jorg Haider se centró en fomentar el orgullo nacional austríaco, abandonando un pangermanismo cada vez más minoritario a nivel social. También el FPÖ se convirtió en el banderín crítico contra la opresión fiscal, fomentando una mayor libertad de mercado, siguiendo la estela de la revolución conservadora de Reagan y Thatcher. Fomentó un populismo sencillo en torno al lema “Austria primero” con lo que amplios sectores populares de la capital vienesa convirtieron al FPÖ en la segunda fuerza de la vieja capital imperial, ante la venida de centenares de miles de refugiados procedentes de la antigua Yugoslavia. Su llamamiento al freno de la inmigración y las acusaciones al socialismo austríaco de partido corrupto, agrupación que ha sufrido varios casos judiciales contra algunos de sus dirigentes a ayudado a que parte de la antigua clientela socialista pasase al populismo de Haider.

Al mismo tiempo, el viejo anticlericalismo liberal fue sustituido por una vigoriazación de la defensa de los valores tradicionales. Haider como presidente de Carintia protagonizó la entrega del abeto de Navidad, que se instala en la plaza de San Pedro, al Papa en el 2001. Incluso, en ese mismo año dio la medalla de la región a un franciscano austríaco por su labor en tierras de misión.


 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)