Ene 172008
 
La portada del diario Público del 5 de Enero celebraba que este año nos hemos ahorrado 274 muertes en accidentes de carretera respecto al anterior. Y el número de vehículos ha aumentado.
Hace un par de días
leíamos que un camionero vizcaíno había dado positivo tras matar a otro conductor en cinco de las siete sustancias analizadas: benzodiazetinas, cannabinoides, metabolitos de cocaína, metadona y opiáceos. Parece increíble que hasta hace poco este señor no hubiese pisado la cárcel.


Conviene recordar ahora las imprudentes palabras de cierto amante de las guerras, las trolas, y la velocidad, que quiso hacer la gracia entre copas de vino y aplausos de interesados para atacar las medidas del primer gobierno de España que se ha tomado este problema en serio.
Mientras su sucesor auguraba -para no variar- que “estas medidas romperían España y atacaban la libertad”, y a sus fans se les escuchaban chorradas del estilo “ZP suelta a DeJuana y encarcela a los conductores”.

Que se lo digan ahora a las familias de los 274 que hubiesen muerto de no haberse tomado el problema con la seriedad que merecía, no con los discursos beodos o agoreros a los que otros nos tienen tristemente acostumbrados.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)