Ene 162008
 
1. ALBERTO SE COME EL POLLO:
En un episodio tan dramático como inesperado, el PP ha dado un giro hacia la derecha que puede complicar su cita ante las urnas al anular una de sus principales bazas: el voto de centro que rentabilizaba a través de Gallardón, que abandonará la política en Marzo tras perder cualquier aspiración a influir en su partido ante una impasible Esperanza Aguirre.
El Partido Popular deja así al PSOE sólo en el espacio ideológico del centro. Y Zapatero hizo lo que no ha podido hacer Rajoy: implicar a un icono de centro como Bono para rentabilizar el voto de este sector que suele ser el más indeciso.

Ahora incluso se puede comparar al PP con IU a nivel de antagonismo ideológico. Ambos tienen a sus extremos pequeños partidos de ultraderecha y ultraizquierda de representación insignificante. Y ambos optan claramente por las políticas de derechas y de izquierdas sin abrazar el “centrismo”.

Aunque el PP no lo quiera reconocer, la purga de elementos moderados que comencó con Piqué, ha terminado por encallar al partido en el radicalismo. Si hay alguien que estará más que satisfecho por lo ocurrido es Federico Jiménez Losantos, defensor de las tesis y quienes las representan de los ahora dueños absolutos del PP.

2. DUELO A MUERTE:
Así lo cuenta ABC, el diario conservador que apostaba por Gallardón y su línea política para renovar al PP.

La batalla a muerte presentada por Esperanza Aguirre, para impedir por todos los medios que el alcalde de la capital de España, Alberto Ruiz-Gallardón, entrara en las listas para las elecciones generales del 9 de marzo, se saldó con una clara victoria para ésta. Aguirre logró doblar el pulso de Mariano Rajoy para impedir lo que todos daban por hecho, salvo ella misma, que no estaba dispuesta a que su compañero de partido tuviera una situación de ventaja ante un hipotético proceso de sucesión de su jefe de filas.

Esta y no otra es la lectura de lo acontecido ayer en la sede de la calle Génova durante una reunión en la que participaron Mariano Rajoy, Ángel Acebes, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón. No deja de ser llamativo que, al menos públicamente, Esperanza Aguirre no había mostrado ninguna intención de entrar en las listas, al contrario que Ruiz-Gallardón.
Tampoco que mientras que, constitucionalmente, el alcalde no tenía ningún problema para compatibilizar el acta de diputado con el de primer edil de Madrid, en el caso de Aguirre era inelegible, ni siquiera podía ir en las listas si antes no dimitía como presidenta de la Comunidad.


Y esa fue, precisamente, la última baza de Esperanza Aguirre y la que, al final, doblegó a Mariano Rajoy. La amenaza de que abandonaría su cargo para así poder entrar en las listas al Congreso de los Diputados fue determinante para Rajoy a la hora de tomar esta salomónica decisión, «más temeroso por la situación insostenible que, a su juicio, podía crear la dimisión de Aguirre que por incorporar al alcalde en sus listas», según explicaron fuentes del PP a ABC.

El ambiente de la reunión en Génova no fue de los mejores. De hecho, según fuentes conocedoras del contenido de la misma, Rajoy, tras el ultimátum de Aguirre, flaqueó y adoptó una decisión salomónica: que se «negaba a llevar en su lista a dos personas dispuestas a administrar su propia sucesión».

Tras el órdago de Aguirre, el alcalde señaló ante su ya más acérrima adversaria política, de Rajoy y de Acebes que consideraba un «error» la decisión, objeto, agregó, «de una burda maniobra de Esperanza Aguirre con la única finalidad de acabar con su carrera y futuro en la política». Así ha sido.

3. Otros caídos por el “centrismo”:

Durante la última legislatura diputados como Joaquín Calomarde o el parlamentario vasco Fernando Maura abandonaron el PP por su deriva ideológica hacia la extrema derecha.
El catalán Josep Piqué sufrió un acoso y derribo que llegó a hacerse tan insoportable como para hacerle dimitir.
4. LOS LIBERALES

El sector duro del PP es conocido como el grupo “liberal”. Al igual que ocurrió con el Partido Liberal de Austria, de Jörg Hayder, además del liberalismo económico abrazan posiciones sociales ultraconservadoras y optan claramente por la defensa de los valores católicos en algunos casos de forma tan radical que se les conoce también como “cristofascistas”.

Esperanza Aguirre es en la actualidad la política más cercana a estas tesis y ha intentado poner en práctica la mayoría de ellas oponiénd
ose sistemáticamente a las políticas del gobierno central (Ley de Dependencia, Educación para la ciudadanía, recurso contra la Ley del Suelo…)

4. QUIÉNES GANAN Y PIERDEN:

Un escándalo y cambio tan radical a pocas semanas de unas elecciones no beneficia a ninguno de sus actores.Individualmente, Esperanza Aguirre ha sido quien más ha reforzado su imagen dentro del partido y aumentado su capacidad de poder . Pero cara a los madrileños su gesto de capricho y de poner por encima sus intereses a los de la comunidad usándola para hacer chantaje pueden pasarle factura. A medio plazo, perder a los dos líderes de su bastión principal puede suponer una grave crisis para el PP.

Rajoy, ha dejado en evidencia la debilidad de su liderazgo ante la ambición de dos candidatos a los que no ha sabido controlar ni tratar: ha hecho esperar demasiado a los candidatos para hacerles saber una decisión tan tosca y simple.

También, ante el abandono de Gallardón , los Aznar vuelven a saltar a pal estra. El ex presidente del gobierno podría ser conocido en breve como “el marido de la alcaldesa de Madrid”. Ana Botella, situada incluso más a la derecha que Esperanza Aguirre , pasaría a gobernar la capital de España. Lo que representaría un cambio muy drástico para una ciudad que votó a un candidato moderado. Comienza la Cruzada Cristofascista bajo la batuta de dos mujeres, y en Madrid.

  One Response to “Llora como hombre lo que no has sabido defender ante una mujer: el duelo de Génova”

  1. en madrid se comenta que si Gallandon se marcha esa señora tan pintoresca apellidada Botella irá a por su cargo, desde luego la señorita Espe tiene mucha visión y lo ha logrado una vez más.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)