Dic 182007
 
Desde que el menor de edad Carlos Palomino fue asesinado por un ultraderechista en Legazpi y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no lo quiso condenar, se han producido los siguientes actos terroristas fascistas:

– El presidente de Acción Juvenil Católica, que adoctrina en su sede a menores de edad en la doctrina fascista, pidió en el centro de Madrid que se condecorase al asesino del menor. La fiscalía ni siquiera lo ha llamado a declarar.

– El 8 de octubre colocaron un artefacto explosivo a la sede del Bloc en Valencia.
Tres dias antes un grupo de ultras habían amenazado y agredido a varios asistentes al Correllengua de Gandia (La Safor). 1 mes antes el secretario local del Bloc había sido apaleado por un grupo de fascistas armados con pistolas.

– Otro artefacto explosivo con metralla es colocado en la sede de ERC en Valencia

¿Han detenido a alguno de los responsables de estos actos terroristas? No. Porque no se les presta importancia. Que ETA atente en Sestao sin víctimas es importante sin duda, pero que nadie se haya enterado de que la semana pasada los fascistas apalearon a un militante de Joves d’Esquerra Verda (Izquierda unida verde en cataluña). Es la segunda vez que lo hacen en un año.

Algo lógico pues estos teroristas se mueven entre la indolencia del gobierno y la connivencia en muchos ayuntamientos, del dirigentes o alcaldes del PP que les prestan locales para hacer actos públicos o dar mítines. O van con ellos de manifestación.

  One Response to “El otro terrorismo”

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)